Las suculentas, los cactus y su encanto para decorar espacios

Las suculentas, los cactus y su encanto para decorar espacios

     Con el transcurso del tiempo y el aumento del uso de las redes sociales como fuentes de inspiración para la decoración de espacios en casa, oficinas o lugares de encuentro, la tendencia al cultivo, cuidado y uso de las suculentas y cactus para dar vida, color y añadir un toque de naturaleza en la decoración de interiores ha ido creciendo de forma exponencial.

    Esto, debido de que además de ser plantas encantadoras con una variedad increíble, formas maravillosas y una floración llamativa y elegante, sus características favorables; como su fácil cultivo y cuidados reducidos, la hacen perfecta para personas poco aprendidas en botánica y también para expertos en la materia.

    Muchos durante esta lectura podrán preguntarse, ¿por qué nombran cactus y suculentas por separado? Si son conocidas por formar parte de la misma familia de plantas crasas, porque acumulan agua en sus tejidos, pues es sencillo de explicar: Su diferencia es que aunque todos los cactus son suculentas, no todas las suculentas son cactus. 

La diferencia entre cactus y suculentas es que las crasas (suculentas) son aquellas que almacenan el agua en sus hojas, es por eso que la mayoría tiene  sus hojas gorditas y acolchadas, ya que ahí es donde resguardan el vital líquido que van administrando a través de su vida; en cambio las cactáceas (cactus) tienen un tallo grueso y carnoso donde contienen sus reservas. Vale también aclarar que los cactus pueden o no tener espinas según su especie pero siempre cuentan con las conocidas areolas de donde nacen espinas o sus flores.

Son plantas fuertes que crecen en terrenos rústicos, secos y áridos, pero que de igual forma necesitan de ciertos estímulos cuando viven en ambientes controlados que dependen del clima y el lugar en el que son destinados a estar, necesitan mucha luz pero no pueden estar directamente expuestas al sol, controlar la humedad y el frío en exceso y tener un regado (leve) entre cada 7 y 15 días dependiendo de la época del año.

    La gran variedad que existe entre las suculentas y los cactus se compone por unas 8.000 especies distintas que permiten crear composiciones únicas, jugar con texturas, alturas y dimensiones y así embellecer rincones de nuestra vida. 

    Es por eso que en Florería Rosalinda decidimos jugar y divertirnos cada vez más con nuevos productos y propuestas para nuestros clientes, y a partir de ahora contaremos con una variedad de productos inspirados en estas maravillosas plantas, categoría que irá creciendo y variando poco a poco. Nuestra categoría Cactus y Suculentas está esperando porque la conozcas y comiences a enamorarte de estas composiciones como nosotros.

¿Te gustan los cactus y las suculentas? ¿Cuál es tu variedad favorita? ¡Coméntanos!