Floreria Rosalinda

Secretarias: Porque su labor merece una flor

 Una de las celebraciones más antiguas que toda empresa celebra, es el Día de la Secretaria, donde convergen mujeres que se llegan a convertir en verdaderos cómplices de sus superiores. Expertas en atención a público y contestar llamadas, miles de secretarias a lo largo del territorio nacional tienen un día al año para que valoren su oficio y puedan ser agasajadas por sus compañeros de de oficina.
 
Secretaria Siempre bien vestidas y muy preocupadas del orden, son capaces de llevar la agenda completa de sus jefes y saber a ciencia cierta todo lo que ocurre en su lugar de trabajo. Son además la mano derecha e izquierda de sus patrones y a quienes recurren, casi todos los demás empleados cuando necesitan cualquier de tipo de información, hasta para solicitar algún medicamento.
 
Varias con las características que definen el perfil de una buena secretaria. Primero deben ser personas confiables, a las cuales se les pueda divulgar información y que nunca salga una palabra de su boca. También son personas honesta, que no buscan esconder algo por alguna satisfacción propia o de otra índole. Hacer notar la ética profesional que nos convierte en personas eficaces y expertas en lo que hacemos, con criterio y altura de miras para la toma de cualquier decisión.
 
Debido a la cantidad de funciones que pueden realizar en el día y toda la información que reciben, deben ser capaces de mantener silencio frente a ciertos temas que por más testigos que se sientan, no le corresponde divulgar nada que no sea autorizado por sus jefes. Asimismo, ser secretaria requiere de mucha vocación y dedicación, no es fácil la tarea de una secretaria, debe amar lo que hace y comprender que es la asistente de su patrón y que, para que todo funcione debe tener mucha paciencia y ser muy organizada.
 
El perfil de una secretaria de hace 30 años es muy distinta a la de ahora. Poder mantenerse en un puesto como ese por tanto tiempo, sólo se logra representando la función de una mujer que puede realizar tareas administrativas, personales y creativas. Un jefe deposita demasiada confianza en aquella persona que conoce la agenda de su patrón, puede resolver cualquier pequeño inconveniente que pueda ocurrir durante el día, ya sea laboral o de carácter privado.
 
No puede faltar el cafecito para el jefe y las galletitas, por eso y más, es que para su día, entregarle un bello ramo o arreglo floral, es símbolo de agradecimiento por la noble y dedicada labor que realiza una secretaria. Revisa en nuestro sitio web, todas las alternativas de regalos para aquellas mujeres que han convertido el oficio es uno de los más antiguos y necesarios dentro de cualquier empresa.

Comentarios